1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. El ‘círculo mágico’ y otros secretos de la gamificación
gamificacion

13 enero, 2020 / En Innovación educativa, ludificación

El ‘círculo mágico’ y otros secretos de la gamificación

Probablemente como docente ya sepas los beneficios del aprendizaje basado en el juego pero no sepas qué es el ‘círculo mágico’. Puede que también sepas qué es la gamificación pero no las diferencias que hay con el aprendizaje basado en el juego. Son conceptos que hay que tener muy claros si lo que se quiere es innovar en el aula y por eso hemos charlado con Albert Falguera, diseñador de experiencias basadas en el juego y consultor en gamificación, para que nos aclare algunos conceptos clave.

Tenemos claro, como Falguera, que la gamificación es mucho más que “echar una partida”. Se trata de integrar elementos de juego con el fin de diseñar una experiencia completa y prolongable en el tiempo. Si además se le añade una narrativa interesante, ya tenemos la fórmula perfecta para crear lo que en el mundo gamer se conoce como círculo mágico. ¿Sabes qué es exactamente?

A continuación tienes la entrevista completa con Albert Falguera…

Y ahora que has visto la entrevista, te recordamos los 5 beneficios principales del aprendizaje basado en el juego:

  • Recepción de conceptos. Jugar es divertido, y las emociones que surgen gracias al juego actúan como una especie de super-glue para la memoria. A los alumnos les resulta mucho más fácil recordar lo aprendido, y además, a largo plazo: ¡se acabó lo de memorizar y olvidar al día siguiente!
  • Desarrollo de habilidades. Además de adquirir conocimientos y divertirse, los alumnos pueden desarrollar otro tipo de habilidades mientras juegan. Éstas son el trabajo en equipo, la resolución de conflictos, el empoderamiento e incluso el saber ganar o perder. En definitiva, ¡habilidades que les preparan para la vida!
  • Autoevaluación. El juego también transmite constantemente feedback a sus alumnos, haciéndoles saber qué están haciendo bien, qué están haciendo mal y cómo van respecto a sus compañeros.
  • Participación. «¿Puedo jugar?”. Probablemente esta es la frase que más hemos oído en el recreo. Pues bien, gracias a la gamificación, ahora también llega a las aulas. La idea de jugar motiva a los alumnos, y gracias a esto se consigue que la participación se reparta de una forma más igualitaria.
  • Optimización del tiempo. Por último, el juego permite tener un mayor control del tiempo. Las diferentes pruebas se pueden adaptar al período de tiempo que dura una clase, y esto permite sacar el máximo partido de cada sesión.

¿Y tú, cómo aplicas el aprendizaje basado en el juego en el aula? ¿Qué beneficios has notado? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

2 Comentarios
  • Rocío Pérez Martín

    22 enero, 2020 a las 8:42 am Responder

    Actualmente trabajo con jóvenes, en un proyecto que he tratado de gamificar, para hacer de este itinerario un viaje por diferentes territorios y llegar a un castillo.
    La épica de los viajes, tan usada en juegos y experiencias lúdicas es algo que suele funcionar muy bien, y a los y las jóvenes les gusta mucho!
    A pesar de esto, cabe decir que la gamificación es algo a tomarse muy en serio, y hacer algo en condiciones no es siempre fácil de aplicar.
    Me parece genial que haya empresas como vosotras que unen la educación con la gamificación como elementos imprescindibles para el aprendizaje.
    ¡Enhorabuena!

    • tekman

      22 enero, 2020 a las 9:37 am Responder

      ¡Gracias por tu mensaje, Rocío! Sin duda, el juego es una de las herramientas de aprendizaje más poderosas que hay y nos hace muy felices saber que docentes como tú también lo creen. ¡Un abrazo!

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.