Las experiencias que vivimos de niños marcan las bases de nuestra personalidad y carácter para cuando seamos adultos. Eso es especialmente cierto cuando hablamos de la primera infancia, los primeros años de nuestras vidas.

En este momento de descubrimiento y aprendizaje constante, como maestro debes acompañar el desarrollo cognitivo, psicomotriz y socioemocional de tus alumnos y conocer cuáles son las fases por las que pasa en este desarrollo integral.De este modo, podrás adaptar las actividades a las capacidades que tengan que desarrollar en cada momento.

> >  ¡Descarga ya el MATERIAL DE MUESTRA gratuita de Inspira!  < <

Principales características de la primera infancia

Cualquier persona que tenga contacto estrecho con niños de distintas edades, sabrá que cada etapa es una aventura completamente distinta. Especialmente en los primeros años de edad.

La primera infancia comprende desde el nacimiento del niño hasta los cinco años de edad, y se trata de un periodo de gran desarrollo tanto corporal, como mental.

En esa primera etapa, el entorno de los pequeños es fundamental, ya que es donde se marca el carácter y la personalidad que muy difícilmente va a variar cuando el pequeño crezca.

Por eso, es un momento clave para desarrollar competencias como la inteligencia emocional, el trabajo en equipo, el pensamiento lateral o la creatividad. 

Además, también se empiezan a desarrollar algunas de las habilidades pilares: el habla, las relaciones sociales… Y a la vez empiezan a darse cuenta de cómo es el mundo que les rodea y los principales roles de la sociedad.

Sin duda, se da un máximo aprendizaje, ya que todo va a ser una novedad para ellos.

Las edades de la primera infancia

Cada tramo de edad despierta unas habilidades distintas en los pequeños. Pero para poder marcar de manera correcta las actividades, es necesario saber qué características hay en cada tramo de edad. 

¡Vamos a ver cuáles son los rasgos más comunes durante la primera infancia!

Primeros meses de vida (hasta un año)

En esta edad, el mundo entero está por descubrir. 

Lo más habitual es que quieran manipular elementos sencillos y llamativos, así como escuchar sonidos distintos. Se puede usar juguetes de gran tamaño u elementos naturales, para que el niño empiece a descubrir su entorno natural.

De 1 a 3 años

A partir del primer año, la experimentación está en la orden del día. Puedes proponer a los alumnos juegos para explorar el entorno natural, con recursos como Inspira

Así mismo, es un momento ideal para que los niños empiecen a manejar estructuras para ordenarlas y empezar a entender el espacio de manera lógica. Otra propuesta muy divertida son los juegos donde se nombran las formas, los colores o los números.

De 3 a 5 años

Llegados a este punto, el alumno ya entiende las bases del mundo y empieza un momento de explosión de creatividad. Es el momento ideal para hacer actividades artísticas y explorar propuestas donde entrenar la originalidad. 

También es un buen momento para empezar a aprender conceptos básicos de matemáticas con recursos como Emat, a través de la manipulación de objetos y trayendo conceptos abstractos a la clase, gracias a juegos y materiales reales.

> >  ¡Descarga ya el MATERIAL DE MUESTRA gratuita de EMAT!  < <

En esta edad también es muy habitual que los niños quieran jugar a imitar a sus padres, maestros o familiares cercanos. Puedes recrear escenas del día a día o algunas de las profesiones más conocidas, para entrenar habilidades intrapersonales o juegos colaborativos.

El juego como hilo conductor en la primera infancia

Si algo tienen en común todas estas edades, es que el juego es uno de los elementos más importantes para el aprendizaje de los alumnos. Y es que en la primera infancia jugar es algo muy natural: tanto en el aula, como en sus tareas cotidianas.

Como docente, puedes aprovechar las oportunidades que te ofrecen los juegos, para seguir entrenando las habilidades personales de cada niño e introducir de manera natural algunos conocimientos, tanto del entorno como abstractos.

De este modo, los infantes empiezan a entender cómo funciona el mundo y dan los primeros pasos en el aprendizaje, y relacionan aprender con divertirse.

Si buscas nuevas ideas para jugar y enseñar a tus alumnos, en Tekman tenemos un montón de recursos educativos y gratuitos, creados por pedagogos. Queremos darte las herramientas para innovar tus clases con el juego y la diversión, para que los niños, sobre todo en esta edad, ¡no dejen de aprender!

New call-to-action

Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

doce + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.