1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. El rol del maestro de Educación Infantil

16 noviembre, 2016 / En Escuela 21, Innovación educativa, Reflexión, Sin categorizar

El rol del maestro de Educación Infantil

El maestro de la Escuela del siglo XXI se enfrenta a múltiples retos pero el más importante es asumir cuál es su rol durante el proceso educativo. Te explicamos los aspectos más importantes sobre los que debe reflexionar y trabajar el profesor de Educación Infantil.

el rol del maestro

¿Cuál es el rol del maestro actual?

 

1. Reconoce sus fortalezas para hacer más eficaz su acción educativa.

Conociéndose bien, podrá conseguir mejores resultados. Asimismo, debe trabajar diariamente para potenciarlas y sacarles el máximo provecho.

2. Debe esforzarse para pasar de un buen rendimiento a un rendimiento excelente.

El objetivo es ser un profesor excelente, que escucha y detecta las necesidades de sus alumnos y hace reflexión periódica sobre su práctica educativa. De hecho, debe tener conocimiento pleno de su manera de educar. Sobre lo que le funciona en clase y lo que no. Algunas de las preguntas que debería hacerse recurrentemente son, por ejemplo: ¿Cuál es mi rol como maestro en clase? ¿Soy más eficaz trabajando desde la organización o desde la presión de última hora? ¿Cómo aprendo más?

3. La identificación con el colegio es importante porque genera sentido de pertenencia.

Compartir los valores de la institución que representa es fundamental para desarrollar bien su trabajo y poder transmitir la actitud correcta. Lo ideal para el colegio sería que el maestro se sienta plenamente identificado con el centro porque, además de trabajar más a gusto,  la difusión de los valores está garantizada.

4. El maestro está en continuo aprendizaje.

Como en cualquier profesión, el maestro debe actualizarse constantemente, tanto para transmitírselo a sus alumnos como para él mismo. De esta manera, ha de mostrarse interesado por muchas áreas porque está educando a sus alumnos, no sólo desde la vida, sino para la vida.

5. Hace pensar y disfrutar a sus alumnos.

No podemos obviar en su rol que debe haber adquirido una buena competencia emocional: saber identificar sus emociones y la de sus alumnos para manejarlas de la mejor manera. El objetivo final de esta empatía es procurar que sus alumnos logren un óptimo rendimiento escolar y sentirse, así, más satisfechos. El maestro ideal conoce a sus alumnos y confía en sus posibilidades.

 

Ahora es tu turno. ¿Cómo evalúas tu rol como maestro? ¿Cumples todos estos puntos? ¿En qué podrías mejorar?

Sin comentarios

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.