1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. ¿Qué beneficios tiene el juego con material no estructurado o piezas sueltas?

1 julio, 2020 / En Artículos pedagógicos, creatividad, Innovación educativa, Inspira, Reflexión

¿Qué beneficios tiene el juego con material no estructurado o piezas sueltas?

¿Por qué nos empeñamos en que los niños utilicen juguetes elaborados? ¿Por qué les decimos cómo y con qué deben jugar? O mejor, dicho, ¿por qué no permitimos que lo hagan de manera ilimitada, sin guiar o coartar su imaginación?

Recuperando la cita de Francesco Tonucci de que «un buen juguete es aquel que, sin ser nada en concreto, puede ser todo», hemos querido hablar con Priscilla Vela, escritora del magnífico libro ‘Piezas sueltas: el juego infinito de crear’ del que es coautora junto a la fotógrafa Mercedes Herrán y que puedes conseguir haciendo clic aquí.

Su investigación sobre la teoría de las piezas sueltas -iniciada por Simon Nicholson en 1971- nos ha influido muchísimo para crear Inspira, nuestro programa para la etapa Infantil basado en la pedagogía verde y la creatividad.

¡En el vídeo que encontrarás a continuación tienes más detalles sobre los materiales que utilizamos en Inspira!

 

Con Priscilla Vela (y otras tres especialistas en juego y educación emocional) pudimos hablar en el webinar sobre juego y apoyo emocional que podrás ver de nuevo un poco más abajo, pero ahora hemos vuelto a contactar con ella para que nos arroje un poco más de luz sobre este tema tan interesante que es el juego con material no estructurado o piezas sueltas. Estamos seguros de que lo que Priscilla tiene que explicarnos te será de gran inspiración. ¡Vamos allá!

Beneficios del juego con piezas sueltas o material no estructurado para los niños

 

¿Qué beneficios tiene el juego desestructurado para los niños? 

 

Para responderte primero tengo que puntualizar que, personalmente, no me gusta nada la denominación “desestructurado” porque da la sensación de que le falte algo para estar completo (estructura) y esto automáticamente es interpretado por el inconsciente de forma negativa. Me parece más apropiado llamarlo juego con material no estructurado o juego con Piezas Sueltas, que de hecho es el título de mi libro y mi línea de investigación y
divulgación. “Piezas Sueltas” es una denominación que me encanta porque además de dar sensación de ser algo único y completo, lleva implícita la idea de que se pueden asociar entre sí en infinidad de formas no convencionales.

Volviendo a la pregunta, los beneficios suceden justamente al prescindir de la estructura porque liberamos al material de juego de nuestros límites, creencias, expectativas y etiquetas. Al quitarle ese peso de encima, les damos a los niños libertad para ser, crear y experimentar de forma natural, orgánica y en consonancia con sus tiempos y necesidades evolutivas. Les permitimos investigar, inventar y testar sus propias estructuras. Esto, a la larga, se traduce en que al no interrumpir ni modificar la conexión del niño con su creatividad y habilidades innatas, le permitimos ser el artífice de su propio aprendizaje y tejer sus propios mapas neuronales de información. 

 

¿Qué rol tiene el docente o los padres en el juego con Piezas Sueltas? 

Volviendo a sintetizar muchísimo, el rol del adulto respecto al juego es el gran cambio de perspectiva que propongo desde la filosofía de Piezas Sueltas. En mi libro explico en detalle un acompañamiento desde varios planos simultáneos que se van alternando de acuerdo a las necesidades que se observan en el niño y en el juego. Algunos de estos roles serían: proveer, supervisar, preparar y presentar los materiales, jugar (por supuesto) y encargarse de mantener el juego vivo. Y muy importante: observar, registrar, documentar y ¡aprender de los niños todo lo que podamos!

Pero quizás el papel más esencial de todos se da con uno mismo: es necesario reencontrarse y volver a dar voz a nuestro niño interno, hacer un trabajo de reconexión con quienes éramos y a qué jugábamos. Si no recordamos cómo jugar, no podremos comunicarnos en el lenguaje de la infancia.

¿Qué capacidades desarrollan los niños y niñas con el juego con material no estructurado? 

 

Cualquier capacidad que deseen trabajar, porque la versatilidad del material no estructurado hace posible lo imposible. Las Piezas Sueltas ayudan sobre todo en sacar a la luz las habilidades innatas de cada niño que de otra forma quizás no tendrían el espacio ni el lugar de ser vistas.

De hecho, el juego con material no estructurado está estrechamente relacionado con la teoría de las inteligencias múltiples: cada niño se va a sentir atraído justamente por los elementos y los usos que necesita desarrollar en ese preciso momento. 

 

 

¿Por qué necesitan las escuelas cambiar los objetivos y apostar por juegos menos definidos? 

Porque ya hemos visto que nuestro sistema educativo está obsoleto y responde a las necesidades de una época pasada basada en la industria. Estamos enfrentando un cambio de era con herramientas de hace más de un siglo y ya estamos comprobando hace décadas que el sacar buenas notas y seguir el camino indicado hasta la universidad no es garantía de éxito. Parece que nos hayamos topado con un muro, pero curiosamente, por otro lado, estamos viendo que quienes se salen del camino y se inventan sus profesiones, quienes se dedican a desarrollar su pasión de forma creativa no solamente obtienen éxito sino que nos abren puertas a universos inexplorados con potenciales infinitos.

Al romper las (viejas) estructuras de las que hablábamos al principio del todo, nos volvemos libres para crear una (nueva) realidad. Y precisamente el juego con Piezas Sueltas es la herramienta multidimensional que nos prepara desde pequeños para desenvolvernos en ese aparente caos, en esa sobredosis de información constante, permitiendo que nuestras verdaderos talentos emerjan.

 

 

¿Qué materiales son idóneos para el juego no estructurado? 

Pues… ¡todos y ninguno! Esta filosofía propone un cambio radical en nuestro paradigma del juego, donde el foco deja de ser el objeto externo -el juguete- y se convierte en el proceso interno y completísimo que es jugar, poniendo al niño en el centro y priorizando la experiencia holística -jugar, experimentar, crear, ser… junto con la red de aprendizajes que ésta genera- por encima de lo material y del resultado final.

En nuestro libro Piezas Sueltas, la fotógrafa Mercedes Herrán y yo hacemos una gran catalogación de materiales de fin abierto de origen natural, comercial y reciclado para dar ideas a familias y maestros, pero lo cierto es que el material es secundario; lo verdaderamente importante no es el objeto en sí sino cómo se utiliza.

¿Tienes algún ejemplo para que lo entendamos mejor?

A lo largo de la historia vemos cómo diversas civilizaciones han resuelto las mismas cuestiones de formas distintas, con todo tipo de materiales y desarrollando técnicas propias, dando lugar a las diferentes culturas. Una casa tradicional puede ser de madera, de piedra, de barro, de paja, de hielo, de tela, de metal, etc… y puede estar construida sobre la tierra, encima de un árbol, excavada en una cueva o flotando en el agua… Todas estas soluciones responden a la misma necesidad básica de refugio, materializándose con lo que había disponible en el entorno.

Con el juego sucede exactamente lo mismo. Si el niño está en una etapa evolutiva en que necesita fabricar cabañas o casitas, va a utilizar lo que encuentre para hacerlo. Si solamente tiene a su alcance mantas y almohadas lo hará con eso. Pero la magia verdadera viene cuando el adulto observa esa necesidad conscientemente y empieza a ofrecer de forma más o menos obvia diferentes elementos y situaciones que permiten al niño explorar y desarrollar a fondo ese impulso creativo.

Estas variables que ofrece el adulto no son solamente objetos, sino que pueden incluir ambientes, fenómenos intangibles (como el viento o el magnetismo), experiencias sensoriales, técnicas, herramientas e incluso ideas abstractas. Las conexiones son infinitas. Y esto es justamente lo que nos dice la Teoría de Piezas Sueltas de Simon Nicholson: “en cualquier entorno, tanto el grado de inventiva y creatividad como la posibilidad de descubrimiento, son directamente proporcionales al número y tipo de variables que haya”.

¿Qué se debe tener en cuenta para sacar el máximo provecho de este tipo de juegos?

El juego verdadero es un bien extremadamente frágil y cada vez desaparece a una edad más temprana. Esta es en parte una de las consecuencias de esta sociedad adultocentrista. Por eso es vital visibilizarlo, preservarlo, enriquecerlo, aportarle el valor que merece y dedicarle tiempo, energía y espacios que lo hagan accesible a todos los niños de la sociedad independientemente de sus circunstancias.

Pero sobre todo, hay que liberarlo de las expectativas adultas que suelen ser bastante tóxicas. Nos hace mucha falta volver a confiar en el niño y en su sabiduría instintiva. 

 

 

¿Cuán importante crees que es que se apueste por programas así?

Pienso que el cambio en la educación debe darse desde la raíz, y programas como el vuestro pueden ser una muy buena provocación para iniciar esa metamorfosis. Además veo que cada vez más docentes se reinventan para ser generadores de esta transformación, por lo que un programa que abogue por otra perspectiva del aprendizaje seguro que es muy interesante también para ellos. Aún no conozco Inspira y tengo mucha curiosidad.

 

¿Te ha parecido interesante la entrevista? Si quieres saber más sobre Priscilla Vela no dejes de seguir su cuenta de Instagram LaPieza, además de su blog Mama Extraterrestre.

Como te decíamos al principio de la entrevista, el trabajo de Priscilla nos ha servido de inspiración para crear Inspira. A diferencia de los objetos prefabricados, los materiales de Inspira posibilitan una gran diversidad sensorial con el objetivo de respetar la creatividad innata de los niños para que jueguen de manera ilimitada sin guiar o coartar la imaginación. Si tienes curiosidad por saber más sobre los materiales de Inspira haz clic en la imagen que encontrarás a continuación… ¡y descubre el mundo mágico de Inspira!

Sin comentarios

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.