Pep Hernández es profesor de Lengua y Literatura en el Colegio El Valle, en Madrid, donde también ejerce como Coordinador TIC. Es el administrador del blog Apuntes de Lengua y ha recibido distintos reconocimientos como las Buenas Prácticas 2.0 por parte del ITE y Buena Práctica Leer.es. Es director de los cursos de verano de la Universidad de Verano Rafael Altamira de la Universidad de Alicante. Hernández considera que el trabajo en equipo es “parte fundamental del proceso”.

¿Qué es la Educación para ti?

Una realidad que va más allá de las aulas. Es pasión, devoción, emoción, compromiso, aprendizaje de (y con) tus alumnos, labor compartida con alumnado y familias. Educar supone dotar al alumnado de las principales herramientas cognitivas y procedimentales para hacerlos ciudadanos competentes en la sociedad en la cual deben desarrollar su día a día.

¿Cómo acostumbras a preparar tus clases?

Dependiendo de las cualidades y características del alumnado (nivel de conocimiento, habilidades para el desarrollo de actividades transversales, momento del año en el que se encuentren), procuro adaptar los contenidos y la metodología para llegar obtener la consecución de objetivos establecidos con cada alumno. La Lengua y la Literatura no se entiende (no se debería entender) sin una práctica activa del alumnado, y para ello, la experiencia como hablantes y las expectativas que tienen los alumnos sobre la asignatura –y su profesorado- son fundamentales.

El alumno debe sentirse parte activa y protagonista de la actividad. Comunicar debe ser una premisa que se potencie desde cada uno de los aspectos que convergen en una clase de Lengua y Literatura: gramática, oralidad, vocabulario, tecnología, lectura, colaboración, pensamiento creativo, aprendizaje entre iguales…

Planificar minuciosamente una actividad no siempre es sinónimo de éxito con el alumnado. En ocasiones hemos de fallar en las previsiones y puesta en práctica para que los docentes también aprendamos de nuestros desaciertos siendo capaces de convertirlos en aciertos venideros  después de un análisis cualitativo de los mismos.

¿Qué recursos te motivan más para utilizarlos en el aula? ¿Y a tus alumnos?

Desde el punto de vista metodológico, considero el trabajo en equipo parte fundamental del proceso. Crear espacios de trabajo compartido, donde los alumnos conocen de primera mano las actividades realizadas por sus iguales no sólo les presta al compromiso con sus compañeros, sino también aprenden  a ver el proceso de aprendizaje desde la perspectiva evaluativa. Es así como también pueden surgir las dinámicas que generen el conocimiento a través de la creatividad, participación e interacción.

Desde el punto de vista instrumental, destacaría todas aquellas que potencien el protagonismo del alumnado, para así consolidar sus habilidades y destrezas comunicativas. A través de los podcasts literarios y  que este año han superado el millar de recomendaciones lectoras en el conjunto de los últimos cuatro años dentro del Plan Lector. A nivel de gestión de proyectos, las herramientas de Google (Google Drive, Maps, Sites, etc.) permiten una fantástica opción para configurar los portfolios digitales del alumnado, donde no sólo realizan y clasifican sus actividades, sino que también reflexionan sobre el proceso. En ellos utilizan herramientas como Prezi, Glogster, Present.me, vídeos de Youtube, Wevideo como editor de producciones propias, líneas del tiempo con Dipity, nubes terminológicas a través de Wordle o Tagxedo… sin olvidarnos de otros recursos como los mapas mentales, auténticos protagonistas del proceso de planificación de actividades, bien sean elaborados sobre un papel con colores y captados con un dispositivo móvil, como a través de herramientas como iMindmap o MindMeister.

¿Cómo motivaste a tus alumnos a participar creando contenido en tu blog?

Cuando se introducen elementos diferentes en el aula tienes a tu favor que, si se trata de componentes tecnológicos sobre los que hay un dominio por parte del docente, los alumnos quieren participar. El blog es un punto de encuentro no sólo del alumnado, sino también de las familias, donde pueden seguir contenidos y actividades. El alumno que se siente protagonista y útil en el aula es un alumno que va a dar lo mejor de sí con una predisposición al trabajo y a la autoexigencia que difícilmente encontraríamos en un alumno que sólo se limita a copiar esquemas y a analizar oraciones sintácticas. Por cierto, no olvidemos que al ser un blog de Lengua, donde aprenden y participan para con los demás, deben utilizar las reglas lingüísticas de forma adecuada a las normas.

Hay un aforismo de Bertolt Brecht que considero aplicable tanto a los docentes como a los alumnos. Con él, me gustaría invitar a la reflexión a todos cuantos lean esta entrevista:

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, ésos son los imprescindibles”

Suscríbete

Te puede interesar

4 comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

13 + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. jose

    Un gran profesional.
    saludos.