A temprana edad, la mayoría de niños conviven entre dos espacios principales: la escuela y la familia. Ambos se complementan en la educación del niño. Por eso, estos dos agentes educativos no deberían estar distanciados, ya que los dos se. ¡Te animamos a que tengas una estrecha relación con las familias de tus alumnos!

De hecho, la relación entre familia y escuela es un punto esencial para que el niño pueda desarrollarse de forma integral. Como docente, habrás detectado que a veces no es tan fácil cuidar esta relación, ya que cada familia tiene una situación diferente. ¿Qué acciones puedes hacer para mejorarla? ¿Cómo puedes conseguir una correcta relación y comunicación con la familia de tus alumnos? Vamos a verlo en este artículo.

> >  ¡Descarga ya el MATERIAL DE MUESTRA gratuita de Inspira!  < <

¿Qué es el vínculo familia escuela?

El vínculo familia escuela es la relación que hay entre estos dos agentes educativos y que favorece el correcto desarrollo del niño o adolescente. Cada uno de estos dos grupos tienen una gran influencia sobre el niño o el joven. Y, además, lo hacen de manera complementaria. 

Por un lado, la familia es la responsable de decidir cuestiones fundamentales para sus hijos. Pueden influenciar desde sus valores más importantes, hasta la elección del centro educativo. Suele haber una relación mucho más íntima, y ser una de las principales fuentes de inspiración y guía.

Por otro lado, los centros educativos no solo tienen la responsabilidad de transmitir los conocimientos curriculares, sino que en muchas ocasiones van mucho más allá. Por ejemplo, con las diferentes competencias se tratan valores como la relación con los compañeros, el reconocimiento de las emociones o el uso de las nuevas tecnologías. En todo caso, las dos entidades deberían ir coordinadas.

¿Cuál debería ser la relación entre la familia y la escuela?

El tipo de relación entre familia y escuela variará mucho según la situación personal de los padres del niño, pero como docente siempre deberás intentar mantener una relación de confianza y mucha comunicación.

Según las necesidades de la familia, es normal que pueda tener menor o mayor disponibilidad. Sin embargo, mantener esta relación de manera habitual te ayudará a entender el contexto de tu alumno y, además, el vínculo entre la familia y el niño también mejorará.

¿Cómo mejorar la comunicación familia escuela?

El nivel de compromiso dependerá de cada familia, pero como docentes podemos poner en práctica algunas acciones para facilitarles el camino y ayudar a que se involucren más.

Explicar cómo aprenden sus hijos

En las últimas décadas, la educación ha cambiado de manera radical. No solo por la manera en la que se estructuran los cursos, sino por el método de aprendizaje de los propios alumnos.

Por ejemplo, encontramos programas como EMAT, que ha revolucionado la manera de aprender matemáticas a través de juegos, colaboración en equipos y el uso de nuevas tecnologías. Para que los padres puedan involucrarse en la educación, es necesario que les expliques cómo funcionan estas metodologías para que lo entiendan. En el caso de Tekman, siempre incluimos material para facilitar este proceso de adaptación.

Organizar actividades y encuentros

Una de las mejores maneras de implicar a los padres es que vean cómo se orientan las clases con sus propios ojos. Por este motivo, te animamos a organizar jornadas de puertas abiertas que les inviten a ver en directo cómo aprenden los alumnos.

Más allá de la jornada de puertas abiertas, también puedes organizar otras actividades y encuentros para que participen de manera activa en la escuela, sobre todo en las tomas de decisiones que afecten en la educación de sus niños.

Asegurar una comunicación fluida

No todos los familiares podrán asistir a las actividades, ya sea por trabajo o por una menor implicación en la educación de sus hijos. Aun así, gracias a las nuevas tecnologías puedes asegurar una comunicación fluida con los padres: a través de email, de un grupo privado en una aplicación de mensajería o de una plataforma educativa. 

Si los padres comprenden el funcionamiento de la metodología y las actividades, les ayudará a participar con los pequeños, para mejorar tanto en el ámbito académico como emocional. 

Aprender en familia gracias a las nuevas tecnologías

A veces, a las familias les cuesta ayudar a sus hijos durante el proceso de aprendizaje porque les faltan recursos y no conocen bien cuáles son los contenidos a aprender El uso de programas especializados digitales a través de tecnologías, permite a los adultos tener una hoja de ruta. 

Además, pueden seguir el desempeño del alumno, incluso si trabaja de manera telemática. Este es el caso de CiberEMAT infantil, una plataforma digital con la que las familias pueden compartir cómo aprenden sus hijos.

Como puedes ver, trabajar la relación entre la escuela y la familia es muy importante, tanto para ti, para poder hacer un buen trabajo, como para el desarrollo integral del alumno.

New call-to-action

Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

14 + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.