Como docente, deberías saber que las actividades de plástica y de arte en la primera infancia tienen una gran importancia, pero desde una perspectiva muy distinta a la que podríamos pensar como adultos. ¿A qué nos referimos? A que la expresión artística es el camino que tienen los niños para expresar su mundo interior.

De hecho, seguro que te habrás fijado en que sus creaciones artísticas tienen rasgos muy distintos a los que han sido creadas por niños de edades más avanzadas o por adolescentes. Por ejemplo, las perspectivas no representan una mirada realista del mundo, sino su percepción emocional.

> >  ¡Descarga ya el MATERIAL DE MUESTRA gratuita de Inspira!  < <

Por eso, a la hora de trabajar el arte en el aula, es necesario tener en cuenta cuáles son las dinámicas que les permitirán explorar nuevos caminos, sin que les limites, sin querer, su mirada. ¡Vamos a ver tres de ellas!

Utiliza varios tipos de materiales

¿Qué materiales ofreces a tus alumnos? Lo más habitual es tener una montaña de folios A4 de color blanco, y poco más. 

Al final acabamos imponiendo al alumno los mismos materiales de siempre. Sin embargo, si como docente eres consciente de la gran diversidad de materiales que os estáis perdiendo, ha llegado el momento de dejar que los alumnos exploren con nuevas texturas.

Cada formato es un mundo de posibilidades. Puedes utilizar desde papeles de gran tamaño, a cartulinas, papeles ondulados, sedosos… ¡Hay tantas opciones!

Y más allá de los tipos de papel, también puedes invitar a los alumnos a jugar con materiales desestructurados. Este tipo de materiales con los que no han sido creados con un propósito concreto, como podría ser un juguete tradicional. Por ejemplo, puede ser una piña, un palito o una piedra.

Poder manipular este tipo de elementos, permite a los niños explorar nuevas texturas, pesos y sensaciones que les enriquecerán, más allá de los clásicos juguetes de plástico. Además, les ayudará a desarrollar su creatividad e imaginación, ya que una piedra podrá convertirse un día en un coche, y al día siguiente en una deliciosa fruta. 

De hecho, en nuestro programa Inspira, contamos con una caja con una gran variedad de materiales desestructurados, con el que los niños podrán jugar y experimentar. Puedes descubrir más sobre los beneficios de Inspira en nuestra página.

Trabaja con el blanco y el negro

Cuando se trabajan con colores, lo más habitual es introducir la mayoría de colores de golpe. ¡Amarillo! ¡Rojo! ¡Azul! ¿Pero qué pasa con el blanco y el negro?

En nuestro programa Inspira, ponemos especial atención al inicio en estos dos colores antes de introducir toda la gama cromática. Resulta fascinante ver todos los matices que los niños podrán encontrar en cada uno de estos colores.

Además, les ayuda a trabajar con conceptos como el silencio, la paz, el contraste… Mientras siguen descubriendo diferencias sutiles entre ellos. Poco a poco, se irá haciendo una progresión hacia el color.  

Invita a dibujar, no a hacer un dibujo

Uno de los focos más importantes en la primera infancia es disfrutar del proceso, no del resultado final. De hecho, según la formadora Glòria Vives, no deberíamos convertir el resultado en objetos de admiración. El propósito del niño no es crear un dibujo, sino expresarse a través de él. Es su lenguaje.

Por ese motivo, en este tipo de dinámicas como docente tampoco deberías dictar a los niños qué deberían dibujar, ni cómo hacerlo. Deja que exploren a través del dibujo libre, sin juzgar el resultado, ni admirarlo.

El arte en la primera infancia como medio de expresión

Tal como hemos podido ver, en la primera infancia, el propósito del arte no es crear una obra maestra, sino expresar lo que el niño o niña quiere compartir. De hecho, a través de sus creaciones podemos llegar a entender cuáles son sus preocupaciones, deseos o frustraciones… 

Sin embargo, no olvides que cada niño tiene sus propios símbolos y manera de expresar, y quizás desde nuestra perspectiva de adultos no seamos capaces de interpretarlo de la forma correcta.

En todo caso, las dinámicas artísticas en esta edad deberían ser libres, con gran variedad de materiales y diversión. ¿Y cuál será el trabajo del docente? Principalmente, mantener el orden que los niños querrán romper con su caos, ¡para poder seguir explorando nuevos caminos creativos!

¿Te interesa saber más sobre cómo incorporar esta metodología? Entonces te invitamos a descubrir nuestro programa Inspira para la etapa infantil.

New call-to-action

Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

dieciocho − diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.