La LOMLOE se construye alrededor de las competencias, que marcan todos los aspectos de esta nueva ley. Como explicamos en un artículo anterior sobre las áreas de la LOMLOE, empieza en el Perfil de salida del alumno, donde marca estas competencias y sus descriptores operativos. Las competencias clave se conectan con competencias específicas de cada área, y encontramos también los saberes básicos (antes, contenidos). Y, todo esto, ¿cómo lo evaluamos? 

En el decreto se dejan orientaciones para la evaluación, pero es tarea de las Administraciones desarrollar estos criterios. Aun así, ya contamos con tres niveles: la evaluación en el aula, la elaboración de informes competenciales y las pruebas diagnósticas. Entremos más en detalle en cada uno de estos niveles de evaluación competencial, relacionando lo que dice la ley y cómo lo abordamos en los programas educativos de tekman.

Estrategias para una evaluación global, continua y formativa

El artículo 14 de la LOMLOE estipula que «la evaluación del alumnado será global, continua y formativa, y tendrá en cuenta el grado de desarrollo de las competencias clave y su progreso en el conjunto de los procesos de aprendizaje».

Recordemos que las competencias clave conforman el perfil de salida del alumno, y que la ley recomienda trabajarlas a través de las competencias específicas. Cada competencia específica está constituida por sus criterios de evaluación, en todas las etapas escolares: en Infantil, para primer ciclo y segundo, en Primaria, al finalizar 2.º, 4.º y 6.º, y en Secundaria, al final de 3.º y 4.º curso.

Necesitamos una evaluación global y continua para valorar si los alumnos han desarrollado los desempeños que marca la evaluación.

Para valorar si los alumnos han desarrollado los desempeños que marcan estos criterios de evaluación, necesitamos una evaluación global y continua. Es necesario diseñar una secuencia de evaluación que nos permita recoger evidencias de aprendizaje para poder analizarlas e introducir cambios en el proceso de enseñanza, siempre con el objetivo de que los alumnos progresen.

En tekman, te facilitamos la secuencia y te damos los instrumentos necesarios para hacer este proceso de evaluación en todos sus pasos:

  1. Planificar la evaluación mediante la Programación de aula.
  2. Recoger evidencias de aprendizaje con indicadores de observación (actividades, presentaciones, etc.) para ver los desempeños en directo en el aula. Las fichas, las pruebas, el porfolio y los productos finales de los proyectos también te ayudarán a observar los desempeños en las producciones.
  3. Analizar y tomar decisiones gracias a las rúbricas de criterios de evaluación, que te permiten valorar el nivel de cada alumno con toda la información recogida. Hablamos tanto de decisiones de planificación como pedagógicas. Para este segundo grupo de decisiones, te facilitamos varios recursos para atender la diversidad en tu aula, teniendo en cuenta todos los ritmos de aprendizaje.
  4. Definir y comunicar los resultados a alumnos y familias.

La nueva ley de educación también avala la variedad de instrumentos de evaluación que incluimos en tekman, como vemos en esta parte del artículo 14: «Se promoverá el uso generalizado de instrumentos de evaluación variados, diversos, accesibles y adaptados a las distintas situaciones de aprendizaje que permitan la valoración objetiva de todo el alumnado».

Tres pasos para una evaluación formativa

Y, ¿cómo conseguimos una evaluación formativa? La clave es implicar a los alumnos en el proceso de evaluación:

  1. Compartir con los alumnos los objetivos de aprendizaje y saber cuáles son sus conocimientos previos. Así, podrán enfocar su aprendizaje.
  2. Compartir cuáles son los criterios de calidad, aquellos aspectos o pasos que han de seguir para hacer correctamente una actividad. Para ello, podemos usar instrumentos de evaluación que les ayuden a registrar estos criterios y hacer así un seguimiento visual de cómo van. Es recomendable diseñar estos instrumentos junto con los alumnos, probarlos para asegurarnos de que son útiles y mejorarlos si es necesario.
  3. Ofrecer momentos para que los alumnos utilicen los instrumentos que hemos diseñado con ellos y puedan valorar así su propio aprendizaje, tanto con respecto a los saberes como al proceso. Después, lo mejor es ofrecer oportunidades para que puedan mejorar, aplicar de nuevo los aprendizajes y afianzar estos conocimientos.

Para conseguir una evaluación formativa hemos de implicar a los alumnos en su propio proceso de evaluación.

Si quieres saber más sobre cómo utilizar instrumentos de evaluación, descarga gratis esta guía práctica con ejemplos de Superletras. ¡Seguro que te será de utilidad para tus clases!

El informe de evaluación de competencias

Con respecto al informe competencial, el artículo 15 de la LOMLOE dice lo siguiente: «Al finalizar cada uno de los ciclos, el tutor o la tutora emitirá un informe sobre el grado de adquisición de las competencias clave por parte de cada alumno o alumna, indicando en su caso las medidas de refuerzo que se deben contemplar en el ciclo o etapa siguiente».

Sabemos que el próximo curso se aplican los cambios de la nueva ley solamente en determinados cursos, y no coinciden con los finales de ciclos que se especifican en este fragmento de la ley. No obstante, hemos de empezar ya a evaluar de forma competencial con los instrumentos adecuados para ir creando este informe de final de ciclo. Además, también nos servirá para elaborar los informes para las familias.

Cada Administración concretará cómo califica la adquisición de las áreas, pero ya sabemos que la LOMLOE solicitará un traspaso de las competencias desarrolladas entre ciclos, para que los alumnos no dejen de trabajarlas y puedan seguir avanzando en su progreso. Así que, ¡empecemos ya a evaluar competencialmente!

La prueba de diagnóstico

Sobre la evaluación de diagnóstico, en el artículo 22 de la LOMLOE se especifica que «en el 4.º curso de Educación Primaria, todos los centros realizarán una evaluación de diagnóstico de las competencias adquiridas por su alumnado. Esta evaluación, que será responsabilidad de las administraciones educativas, tendrá carácter informativo, formativo y orientador para los centros, para el profesorado, para el alumnado y sus familias o tutores legales y para el conjunto de la comunidad educativa».

¡Esto hay que tenerlo en cuenta! Aunque solamente aplique a 4.º, en tekman ponemos a tu disposición pruebas competenciales para ir practicando esta evaluación.


La evaluación es uno de los puntos de la LOMLOE que más dudas e inseguridad genera entre los docentes. Esperamos que este artículo te haya sido útil y haya ayudado a aclarar los conceptos principales de esta nueva evaluación por competencias. Si quieres saber más, no te pierdas este webinar especial LOMLOE que hicimos hace poco.

¡Dinos qué te parece! ¿Tienes alguna pregunta sobre la evaluación de la nueva ley de educación? Déjanos tu comentario.


superletras

Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

15 − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.