Un alumno competente es aquel que sabe utilizar todos sus conocimientos y habilidades de forma estratégica para resolver los problemas de su día a día. Es precisamente este el objetivo de la nueva ley de educación: que los niños y niñas sean personas competentes y preparadas para el mundo real. Para lograrlo, parte del perfil de salida de los alumnos y estructura toda la enseñanza basándose en competencias clave. Estas competencias se comprueban mediante los descriptores operativos, que nos informan de las capacidades y conocimientos que ha de alcanzar el alumno, y conectan con las competencias específicas de área (de las que hablaremos más en detalle en nuestro próximo artículo).

En tekman ya trabajábamos basándonos en las competencias que establece la Unión Europea, por lo que todos nuestros programas educativos están diseñados teniendo en cuenta su desarrollo. Ahora, pasamos de las capacidades a las competencias y añadimos contenidos nuevos para reforzarlas. Además, en todos los programas se trabajan actividades contextualizadas, proyectos auténticos y varias metodologías para desarrollar las competencias. ¡Te lo explicamos!

1. Competencia en comunicación lingüística

La competencia en comunicación lingüística combina varias habilidades de los alumnos, ya que comprende todo tipo de comunicaciones y soportes: desde la oralidad más habitual hasta la comunicación audiovisual u otras que también precisan del dominio de las tecnologías. Sea cual sea el modo en que nos comunicamos, esta primera competencia trata de la interacción entre las personas

También hablamos de léxico, gramática, semántica y ortografía; de dimensión sociolingüística, pragmática y discursiva. Trabajaremos en clase para que nuestros alumnos mejoren la lectura, la escritura, el habla, la escucha y la conversación, además del análisis de la información y su sentido crítico.

Una buena forma de desarrollar la competencia lingüística es mediante la comunicación oral. Por eso, en muchas actividades de nuestros programas educativos animamos a que los alumnos den respuestas a los problemas oralmente. 

2. Competencia plurilingüe

La competencia plurilingüe o multilingüe se basa en la capacidad de utilizar diversas lenguas para comunicarse. Además de mejorar y perfeccionar la lengua materna, esta competencia anima a enriquecer la comunicación de los alumnos con el dominio de otras lenguas: lenguas oficiales, lenguas de uso extendido e incluso lenguas clásicas. 

Una de las mejores formas de conocer una cultura es precisamente a través de su lengua y de su lenguaje. Al aprender nuevos idiomas, los alumnos también aumentarán su conocimiento sobre diferentes pueblos, países y culturas, adquiriendo una visión más amplia del mundo en el que viven.

Recuperamos la comunicación oral como elemento clave también en esta competencia. ¡Para conocer una lengua hay que hablarla! Además, trabajamos la comunicación mediante las conversaciones que surgen en clase, ya sea con los docentes o los compañeros en los momentos de trabajo cooperativo.

3. Competencia matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería

La competencia relacionada con las STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) combina la importancia de las matemáticas, de las ciencias y de la tecnología para hacer frente a los problemas del mundo moderno.

Para desarrollar la competencia matemática, los alumnos trabajan los números, las medidas y las estructuras, así como las operaciones y las representaciones matemáticas, y la comprensión de los términos y conceptos matemáticos. Con todo este conocimiento, podrán analizar problemas y datos, llegar a sus propias conclusiones y reflexionar sobre los procesos que han seguido para defenderlas. 

Por otro lado, el enfoque de la ciencia y la tecnología se vincula con el conocimiento y la conservación del medio natural, así como el progreso. También contribuyen al desarrollo del pensamiento científico y forman a los niños y niñas para ser ciudadanos responsables y capaces de hacer juicios críticos sobre hechos científicos. Y, todo eso, ¿cómo lo trabajamos? Mediante la física, la química, la biología, la geología, las matemáticas y la tecnología.

Para trabajar esta competencia, en todos nuestros programas de matemáticas añadimos actividades que fomentan el desarrollo del pensamiento lógico-matemático mediante el planteamiento de problemas y el cálculo.

4. Competencia digital

Nadie duda de que la competencia digital es fundamental en el mundo actual, ¡y más que lo será en el día de mañana! Por eso, la nueva ley pone foco en el uso de las nuevas tecnologías, utilizándolas para que nuestros alumnos sean más creativos y también más críticos, teniendo más acceso a la información. Eso sí, siempre haciendo un uso responsable.

Para desarrollar la competencia digital, trabajamos varios lenguajes (textual, numérico, icónico, visual, gráfico y sonoro) y aprendemos a manejar aplicaciones y programas informáticos.

En tekman creemos en la potencia de las nuevas tecnologías y en la importancia de que los alumnos las dominen, y lo trabajamos mediante las plataformas digitales que acompañan a todos nuestros programas.

5. Competencia personal, social y de aprender a aprender

¡Qué importante es aprender a aprender! Esta competencia clave se basa en la habilidad para iniciar, organizar y persistir en el aprendizaje y su objetivo es que los alumnos logren un aprendizaje cada vez más autónomo y eficaz. Para ello, deberán aprender a organizarse y a controlar sus propios procesos de aprendizaje.

En este punto, el alumno combinará lo que sabe sobre su propia forma de aprender, lo que sabe de la materia y de los contenidos que se trabajan en el aula y las estrategias de que dispone. 

En todos los programas de tekman encontramos espacios dedicados a la reflexión, que ayudan a los alumnos a asentar los conocimientos trabajados en clase y a tomar conciencia del modo en que están aprendiendo. Otra buena forma de trabajar esta competencia, que también comprende habilidades sociales, son las actividades que fomentan el aprendizaje cooperativo. ¡Encontraréis muchas en nuestros programas!

6. Competencia ciudadana

Esta competencia comprende la competencia social y la cívica y trata temas tan importantes como la igualdad y la no discriminación, la democracia, la justicia y los derechos humanos. 

Para empezar, la competencia social busca el bienestar personal y también colectivo, con un buen estado de salud físico y mental, además de otros factores socioeconómicos determinantes. Por otro lado, la competencia cívica se centra en el conocimiento de conceptos sociopolíticos y económicos de carácter más global, como por ejemplo la solidaridad, la importancia de los eventos históricos. ¡El mundo es lugar enorme y complejo! Hemos de ayudar a nuestros alumnos a ir comprendiendo poco a poco cómo funciona y qué podemos hacer para mejorarlo, ya que nuestros actos locales también tienen consecuencias globales.

Seguimos con el aprendizaje cooperativo como una buena metodología para trabajar las competencias que incluyen habilidades sociales. En él, los alumnos aprenden a trabajar juntos con un objetivo común, a comunicarse y a llegar a acuerdos entre todos.

7. Competencia emprendedora

El sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor (SIE) nos ayudará a transformar las ideas en algo real, reconociendo las oportunidades personales, profesionales y también comerciales, porque no olvidemos que se trata de formar a adultos competentes y capaces de desenvolverse en el mundo actual. 

Esta competencia requiere de muchas habilidades, como la capacidad de análisis, organización, adaptación, toma de decisiones, resolución de problemas, trabajo cooperativo, responsabilidad, sentido crítico, autonomía y confianza en sí mismo, ¡porque para crear hay que creer en ello!

En tekman trabajamos el espíritu emprendedor de los alumnos mediante los proyectos y el PBL, el aprendizaje basado en problemas; dos metodologías que permiten a los alumnos centrarse en resolver un problema presentado en el aula o a conseguir el producto final de un proyecto.

8. Competencia en conciencia y expresión culturales

La última de las competencias clave nos habla de la importancia y la riqueza de las diferentes culturas: conocerlas, apreciarlas y acercarnos a ellas con una actitud abierta y respetuosa. También fomenta la creatividad y la participación en la vida cultural, contribuyendo al patrimonio cultural y artístico de todas las comunidades. 

Además, esta competencia también hace especial hincapié en la expresión artística y plástica, fundamentales para mostrar tanto la identidad cultural compartida de los pueblos como la personal, de cada individuo.

¡Ya sabéis que nos encanta la creatividad! Todos nuestros programas contienen actividades que fomentan la creatividad de los alumnos y les animan a expresarse, ya sea mediante el arte o la comunicación oral y el uso de otras lenguas. Además, tenemos muy en cuenta las inteligencias múltiples para diseñar actividades que permitan a todos los niños y niñas dar lo mejor de sí mismos.


Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

13 − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.