Todos soñamos con un mundo mejor. Muchas personas han hecho pequeños pasos para alcanzarlo, pero no ha sido hasta que las Naciones Unidas crearon los ODS, que la sociedad no ha empezado a movilizarse de manera coordinada. Pero, ¿qué son los ODS? ¿Cómo podemos enseñarlo en el aula? ¡En este artículo te lo explicamos!

> >  ¡Descarga ya el MATERIAL DE MUESTRA gratuita de Inspira!  < <

¿Qué son los ODS? 

“ODS” es un acrónimo que se refiere a  “Objetivos de Desarrollo Sostenible”, creado por las Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015. Después de haber hecho una encuesta a la ciudadanía, se marcaron un total de 17 objetivos, que trabajan cuestiones como el bienestar del planeta, el fin de la pobreza y de la desigualdad. 

Para convertir un sueño en una realidad, solo hay un paso: tener un plan. Y todo plan tiene una fecha límite. Para las ODS, el 2030. Por eso, esos objetivos se recogen bajo la iniciativa Agenda 2030”, un compromiso que 193 países de alrededor del mundo ya han firmado.

La nueva ley de educación marca que las aulas deben empezar a tomar acciones y es allí donde puede empezar a cambiar cómo los pequeños y sus familias ven el mundo y empezar acciones para el cambio. Por eso, te animamos a introducir los ODS y la Agenda 2030 en el currículum de clase, a través de algunas propuestas que te contaremos a continuación.

Ideas para trabajar los ODS en el aula

La principal meta de trabajar los ODS en clase es acentuar el compromiso social y ciudadano de los alumnos, más allá del aula. En otras palabras, se trata de invitarlos a la reflexión y a la acción, para poder crear todos juntos un mundo mejor.

Algunas propuestas, como Inspira, tiene este objetivo: ser más conscientes de nosotros mismos y de nuestro mundo, a través de proyectos en contacto con la naturaleza. Además, hay muchas otras maneras de añadir las temáticas de los ODS en el aprendizaje a diario. ¡Veamos algunas ideas!

Basar el aprendizaje en proyectos de investigación

A través de la metodología ABP, los alumnos pueden tratar temas de actualidad y de la Agenda 2030 de manera central, que además podrán desarrollar en un debate posterior. Por ejemplo, en el programa Superletras hay el proyecto Hogar, verde hogar para el curso de 4º de Primaria, que plantea cómo mejorar la sostenibilidad de las viviendas. Los alumnos profundizan en la temática, analizan el problema y, finalmente, defienden de manera oral una propuesta que haga su hogar más sostenible. 

Llevar la naturaleza al aula

No solo a través de la búsqueda de información podéis trabajar los ODS. Cuidar un huerto y entender cómo funciona el ciclo natural, también es una excelente manera para trabajar la conciencia ambiental y el objetivo 11, “Ciudades y comunidades sostenibles”. Y esto puede llevarse a cabo en todas las etapas, siendo una excelente oportunidad para que los alumnos de diferentes edades, desde los 3 hasta los 16 años, tengan un proyecto en común. Por ejemplo, tener un huerto escolar, donde puedan trabajar desde Infantil a Secundaria

Aprender con materiales actuales y reales

Una buena manera para estimular el pensamiento crítico es analizando noticias, reportajes y productos en clase, sobre todo para los objetivos con relación a la igualdad (ODS 5) o del consumo responsable (ODS 12). El alumno debe aprender a observar y cuestionar el mundo, sea cuál sea el área de aprendizaje. Por ejemplo, en el programa EMAT enseñamos matemáticas con referentes femeninos, ya que aun solamente el 28% de las personas dedicadas a la investigación son mujeres. 

Participar en el entorno comunitario

Para seguir trabajando los ODS, otra idea es crear o participar en iniciativas de vuestra localidad o provincia. De este modo, conoceréis otros centros que también estén haciendo actividades relacionadas con la Agenda 2030, para unir fuerzas y tomar consciencia de la importancia del cambio que podemos conseguir juntos.

Los ODS entran en el aula ¡y en la ley de educación!

Como docente, tú también tienes una responsabilidad para cumplir los objetivos de la Agenda 2030, ya que estamos convencidos de que desde las aulas no solo podemos cambiar el presente, también podemos cambiar el futuro.

Además, la nueva ley de educación LOMLOE, en el perfil de salida del alumnado al finalizar la escolarización, incorpora las 8 competencias clave que “se han vinculado con los principales retos y desafíos globales del siglo XXI a los que el alumnado va a verse confrontado y ante los que necesitará desplegar esas mismas competencias clave.”, entre los que se encuentran los ODS. 

Es decir, los ODS no son solo una moda, sino que el trabajo entorno a ellos te permitirá desarrollar las competencias de tus alumnos que marca la nueva ley de educación. Además,  son una manera excelente de coordinarnos con otros centros y agentes educativos y una excusa maravillosa para que los niños puedan conocer y tomar acción para conseguir el mundo que juntos estamos construyendo.

New call-to-action

Suscríbete

Te puede interesar

Comentarios

Intercambia ideas y opinión con la comunidad Thinkö.

19 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.