Usar la tecnología en el aula ayuda a que el alumno desarrolle las competencias necesarias en el siglo XXI porque las utilizan para la resolución de problemas, la comunicación, la autogestión y el pensamiento. Y es que las tecnologías de la información y de la comunicación, desde el punto de vista didáctico, son medios y recursos al servicio del proceso de enseñanza y aprendizaje, unas herramientas cada vez más imprescindibles para facilitar la gestión de la información y del conocimiento.

Usos y beneficios de la tecnología en el aula

El acceso a Internet permite la comunicación y la colaboración entre compañeros y con el profesor, e incluso conecta a las familias con el aprendizaje de sus hijos. De hecho, ya están implantados métodos de aprendizaje basados en las nuevas tecnologías, como el M-Learning. Aprendizaje autónomo, colaboración para realizar una tarea y comunicación de las conclusiones son competencias valoradas en el mundo laboral para el que se están preparando nuestros alumnos.

onmar_brand_banner

La utilización de un entorno virtual de aprendizaje también facilita el trabajo y el estudio fuera del aula y prepara a los alumnos para seguir aprendiendo durante toda la vida.

Subscriu-te

També et pot interessar

Comentaris

Intercanvia idees i opinions amb la comunitat Thinkö

20 − 17 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.